Las comedias románticas con las mejores transformaciones

Si una cosa nos gusta en Rock Renee es la capacidad de las personas de reinventarse, crecer y transformarse, por ello hoy queremos motivaros con un post de las mejores transformaciones femeninas en el cine. Un throwback Thursday en toda regla con los cambios de imagen de las protagonistas, tanto en sus tendencias de moda, de maquillaje como de peinado.

Aunque seguramente os conocéis cada película de memoria, la historia siempre es la misma: una chica socialmente inadaptada, torpe e infeliz con una gran inteligencia, una personalidad sarcástica y un sentido de la moda terrible que se supera a sí misma gracias a un cambio de imagen, ayudándole a ganar popularidad, amigos y a su gran amor, todo envuelto por una transformación que deja plasmados a todos.

En Rock Renee te traemos los mejores cambios de patito feo a bello cisne de algunas de las películas con más fashion style, ¿cuál es tu transformación preferida?

1

“Miss Congeniality – Sandra Bullock (2000)”

La intrépida agente especial Gracie Hart es forzada a formar parte de un concurso de belleza como agente encubierta, por ello se ve obligada a dejar de lado sus trajes oversize y a aprender modales para camuflarse entre decenas de modelos. Gracias a un cambio de imagen que incluye depilación, una plancha de pelo, maquillaje y ajustados vestidos consigue salvar el día, encontrar el amor y aprender que puedes ser femenina con un traje y seguir pateando culos.

2

Grease – Olivia Newton John (1978)

Para ganarse a su amor de instituto, Sandy cambia su dulce imagen para dejar paso a una de las transformaciones más icónicas de la historia del cine. Con un ceñidísimo mono negro y una biker que nos vuelve locas, Sandy pasa de niña buena a mujer fatal para impresionar a Danny, el chico malo del instituto y su amor de verano. Una decisión que aunque sea simbólica nos da a entender que debemos cambiar quien somos para impresionar al chico que nos gusta. Si decidimos mejorar tiene que ser por nosotras mismas, no lo olvidéis nunca. ¡Decid adiós a quien os quiera cambiar!

3

“Pretty woman – Julia Roberts (1990)”

Vivian Ward es una valiente e inteligente prostituta que cambia las calles de Sunset Strip por las de Beberly Hills para codearse con los más ricachones de la mano de Edward (y de su tarjeta de crédito). Aunque la sonrisa de Julia Roberts llena las pantallas desde el minuto uno, no es hasta que se deshace de su peluca y minifalda que la gente empieza a respetarla. Aunque al final de la película nos encontramos con una Vivian mucho más elegante, esta mantiene su espíritu independiente y su ingenio, dándole una lección a todos los que solo mostraron interés en ella por su apariencia.

4 “Princesa por sorpresa – Anne Hathaway (2001)”

Mia Thermopolis intenta encontrar el amor y su lugar en el mundo enredada en su cabellera rizada, unas gafas con montura gruesa y con esa torpeza tan característica. Tras reencontrarse con su abuela, enterarse que es la futura reina de Genovia y quedarse completamente flipada, Mia inicia un camino de transformación para ser la mejor reina para su pueblo. Un cambio de peinado, estilo y modales le ayuda a encontrarse a sí misma sin dejar de ser la dulce y torpe adolescente que nos cautivó.

5

“El diablo viste de Prada – Anne Hathaway (2005)”

Andy Sachs es una periodista que acaba trabajando como asistente de una despiadada editora de revistas. Tras más de media película huyendo de las tendencias y con un aspecto muy desaliñado, Andy decide renovar su armario y poner la moda por encima de todo, llevando unos fabulosos looks que nos vuelven locas. Esta película nos deja un mensaje agridulce, y es que no todos los cambios son positivos. Por suerte, Andy vuelve a ser la chica dulce y trabajadora que era, con un estilo más humano sin dejar de lado las tendencias.

6

“Never been kissed – Drew Barrymore (1999)”

Cuando la insólita reportera Josie Geller por fin consigue su primer trabajo como estudiante de instituto encubierta, decide pasar por un terrorífico cambio de look. Con una horrible permanente, un maquillaje desigual y unos horteras estilismos, vuelve al instituto solo para revivir la pesadilla de su propia adolescencia. Tras enamorarse de su profesor y dar lecciones de humildad, sencillez e inocencia, consigue reinventarse a sí misma y volver a un estilo más sencillo y naif, dejando atrás a Josie Grossy para siempre.

Aunque muchos piensen que son historias frívolas, nosotras sabemos que van más allá de un simple cambio físico. Todos estos personajes han tenido que aprender a lidiar con sus propios problemas, a manejar su estrés e incomodidades antes de empezar con esa transformación. Los primeros cambios llegan cuando dejamos la vergüenza de lado y creemos en nosotras mismas, por ello la capacidad de superación es esencial si queremos empezar a fascinar a las personas que nos rodean.

Desde Rock Renee queremos darte un mensaje alto y claro: la capacidad de transformación es muy importante, pero tal y como dijo Coco Chanel y remarcamos en nuestro blog de presentación, la manera de ser irremplazable es siendo diferente, así que os animamos a encontrar vuestro lugar en el mundo siendo vosotras mismas, sin querer ser quien no sois. ¡Todas somos únicas e irremplazables!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada